El efecto Pigmalión en la educación

septiembre 27, 2009 at 11:59 pm 5 comentarios

pygmalion_1-1_k5__Cuenta la leyenda que Pigmalión, rey de Chipre y escultor, no encontraba a la mujer que se acercara a su ideal de perfección femenina.

Cansado de buscar, esculpió en marfil a Galatea, su ideal de mujer. Su estatua era tan bella y perfecta que Pigmalión se enamoró de ella tanto que la besaba y la vestía con preciosas telas.

Pigmalión suplicó a Venus, la deesa del amor, que su estatua cobrara vida para ser correspondido. Cuando volvió a casa, observó que la piel de la estatua era suave. Besó a Galatea y ésta se despertó y cobró vida, convirtiéndose en la deseada amada de Pigmalión.

Hoy en día, se utiliza la expresión “efecto Pigmalión” para describir el siguiente fenómeno psicológico:

“El efecto Pigmalión es el proceso mediante el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otra afectan de tal manera en su conducta que la segunda tiende a confirmarlas. Del mismo modo que el miedo tiende a provocar que se produzca lo que se teme, la confianza en uno mismo, ni que sea contagiada por un tercero, puede darnos alas”

Aplicamos el efecto Pigmalión constantemente en nuestras vidas, algunas veces para bien (confiando) y otras para mal (desconfiando). Los docentes no escapamos de este efecto y creamos expectativas sobre los alumnos que determinan en gran parte su rendimiento final.

Cito a continuación parte del artículo de la Wikipedia sobre el efecto Pigmalión, en referencia al ámbito educativo:

Rosenthal y Jacobson estudian el efecto Pigmalión desde la perspectiva de la teoría de la profecía autorrealizada. Esta teoría la entendemos como uno de los factores que influyen en la motivación de los alumnos en el aula. Aparentemente parece que es un efecto mágico, pero no lo es, lo que ocurre es que los profesores formulan expectativas acerca del comportamiento en clase de diferentes alumnos y los van a tratar de forma distinta de acuerdo con dichas expectativas. Es posible que a los alumnos que ellos consideran más capacitados les den más y mayores estímulos, más tiempo para sus respuestas, etc. Estos alumnos, al ser tratados de un modo distinto, responden de manera diferente, confirmando así las expectativas de los profesores y proporcionando las respuestas acertadas con más frecuencia. Si esto se hace de una forma continuada a lo largo de varios meses, conseguirán mejores resultados escolares y mejores calificaciones en los exámenes.”

Los docentes deberíamos aplicar el efecto Pigmalión positivo y formular expectativas positivas sobre todos nuestros alumnos, aunque veamos indicios de que no son tan buenos, les cuesta más, parecen más vagos, etc. Las respuestas de los estudiantes mejorarán sensiblemente con este planteamiento.

Por último, pero no menos importante, tenemos que ser muy conscientes de que aplicamos el efecto Pigmalión, a menudo negativo, con otros compañeros de profesión. De este modo estigmatizamos, demonizamos y respondemos a las acciones de ciertos docentes influidos por las malas expectativas o experiencias que hemos tenido con ellos. Como mínimo, deberíamos ser conscientes de ello.

Os dejo un vídeo muy interesante que muestra muy claramente la respuesta negativa de alumnos de primaria con un efecto Pigmalión negativo. Fue un experimento que se hizo por primera en Estados Unidos en el año 1968. Lo ideó la maestra Jane Elliott y tenía por objetivo concienciar a sus alumnos de los prejuicios raciales de su sociedad. ¡Realmente los concienció! Con un aprendizaje vivencial que se basaba en distinguir a los alumnos según el color de sus ojos. Altamente recomendable.

El documental está dividido en seis vídeos, aquí tenéis el primero, para ver el resto podéis visitar esta página de Youtube.

About these ads

Entry filed under: Educación. Tags: , , , , , , , .

Smoothboard: software prometedor para la Pizarra Digital Interactiva de bajo coste Crea un ladrón de Joules para tu puntero infrarrojo de la PDI

5 comentarios Add your own

  • 1. daay  |  octubre 4, 2009 en 2:56 am

    TIENE MUCHA RELACION TAMBIEN EN CUANTO A LO QUE SE E SOBRE LA FISICA CUANTICA…. UN MUNDO DE POSIBILIDADES

    Responder
    • 2. roberto  |  enero 16, 2010 en 11:00 pm

      daay estoy contigo con la semejanza a la fisica cuantica. El ser humano percibe la realidad que uno mismo se crea.

      Responder
  • 3. Inter pluviam somnians… « Iaenus Weblog  |  diciembre 7, 2009 en 4:41 pm

    [...] ὁ Ζεὺς ὕει! Pero el líquido elemento no asusta a quienes para formar no cesan de formarse, encuentran nuevas herramientas para las presentaciones y se apunta al positivo efecto Pigmalión. [...]

    Responder
  • 4. Autoridad y adolescencia (2) «  |  mayo 9, 2011 en 11:21 am

    [...] el rendimiento suele ser por lo general bajo. En muchos casos se suele dar el llamado “efecto Pigmalión” o de las “profecías auto-cumplidas”: los alumnos acaban dando de sí aquello que los [...]

    Responder
  • 5. Norma Gladys San Martín  |  julio 26, 2011 en 2:41 pm

    Está bueno que se difunda más el efecto Pigmalión en la sociedad, las instituciones, los ambientes laborales y en los cursos de capacitación a docentes, por parte del Estado. Pese a todo, no se toma en cuenta en las instituciones educativas….y a veces los maestros ni lo conocen….

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Feeds

Entradas recientes


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: