Motivación: que cada uno ponga de su parte

diciembre 2, 2007 at 9:52 pm 1 comentario

El viernes hice un pequeño sermón a unos alumnos a los que les enseño Servicios de Redes porque algunos…

  • trabajaban a medio gas,
  • al primer obstáculo en una práctica se agobiaban, se rendían y exigían mi ayuda (sin consultar documentación alguna),
  • no prestaban mucha atención,
  • de vez en cuando se distraía alguno con el messenger, algún fotolog o algún vídeo de youtube.

Es cierto que estos alumnos están haciendo un esfuerzo considerable porque asisten a un curso de administrador de redes por las mañanas (yo doy clases los viernes) y por las tardes estudian el ciclo de grado medio de informática, 10 horas al día en total, poca broma. Soy el primero que encuentra ilógica está sobrecarga de horas para los alumnos pero ellos se apuntaron “voluntariamente” al curso de las mañanas y tampoco os aburriré con los tejemanejes que envuelven esta situación.

Supongo que parte de culpa de su actitud es mía, aunque llevo años enseñando aún me cuesta no socorrer a un alumno con un problema. No es que le diga la solución, pero lo oriento bastante, en ocasiones quizá demasiado, para que la encuentre. A veces me cuesta ponerme un poco más estricto y decirles que consulten la documentación, que investiguen un poco antes de preguntar o darse por vencidos. Quizá sigo actuando así porque sé que para ellos es totalmente nuevo y no puedo pretender que lo resuelvan con la misma soltura y rapidez como lo hago yo (gracias a mi experiencia en la materia). Pero claro, si les echo un cable a la primera de cambio, raramente se molestarán en investigar por su cuenta.

A pesar de todo, el curso que están haciendo no les cuesta ni un céntimo pero en un centro privado puede salir por unos 2.000 €. Además, lo que les enseñamos, aunque esté más o menos disponible en Internet, el esfuerzo para asimilarlo de ese modo sería tan grande que dudo que ninguno de ellos lo pudiera hacer de forma autodidácta. Por tanto creo que, si vienen, deberían poner un poco más de su parte.

Cuando salían de clase un alumno me habló de que si no tienen motivación, difícilmente pondrán de su parte para estar más atentos, ser más resolutivos, etc. Añadió que alimentar esa motivación era tarea del profesor.

Hasta cierto punto, sí“. Le contesté yo. Pero el alumno también debe poner también de su parte. Ni el mejor profesor del mundo podría motivar a aprender algo a un alumno que no quiere aprenderlo, por la razón que sea. Por tanto, aquí TODOS somos responsables:

  • Los profesores deberíamos estar motivados en hacer nuestra labor y debemos estimular y motivar a los alumnos con nuestra actitud y nuestra acción docente, pensando en cómo hacer las clases más interactivas, participativas, prácticas, etc.
  • Los alumnos deberían estar motivados, al menos mínimamente, de estudiar lo que estudian. Aún más cuando el curso es voluntario o los estudios, postobligatorios (como los Ciclos Formativos). Ir a clase con una actitud menos pasiva y más constructiva.
  • Los padres y madres deberían motivar a sus hijos a seguir estudiando, preguntándoles cómo les va, si les gusta lo que hacen, preocupándose de si van a clase, de cómo les va con tal o cual profesor, con sus compañeros de clase, de si hacen los deberes…
  • El resto de la sociedad debería valorar más la tarea del profesorado, dejar de hacer críticas destructivas y peyorativas (no hacen nada, trabajan poco, tienen muchas vacaciones…) y volver a valorar la figura del profesor, transmitiendo a los alumnos un respeto por la difícil labor de educar, con todo lo que conlleva cuando quiere hacerse bien. Y si sus críticas se basan en lo que vivieron como alumnos con algun mal profesor o saben de algun conocido que tiene un profesor “aberrante” pues que dejen de quejarse de forma estéril y recurran a los medios pertinentes para mirar de remediar esa situación: tutor, jefe de estudios, consejo escolar, inspección, carta a los periódicos, etc.

Que nadie caiga en el error de asignar toda la responsabilidad de la motivación de los alumnos sobre la figura del profesor. Aquí todos tenemos que poner de nuestra parte.

Entry filed under: Educación. Tags: , , , , , , , .

Una gran verdad Aprendemos haciendo (Entrevista a Roger Schank)

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: